BIENVENIDOS | JULEN | BLOG DE ROBADOS | MAPA
Visita también:
- Ellos lo saben pero no entienden el por qué - ¿Quién debe explicar a una persona con autismo su trastorno? - ¿Cómo? - Una comunicación adaptada - Vigile su autoestima - ¿Cómo reaccionan las personas con autismo a su diagnóstico? - Un cuaderno de trabajo y un manual: "Yo soy especial"

Antes de empezar el proceso de la explicación, conviene tomar en consideración la motivación existente para hacerlo. ¿Quién quiere informarle a la persona con autismo sobre su autismo y por qué? A veces, los padres y profesionales esperan que la persona con autismo tendrá un comportamiento más adaptativo, porque tienen conocimiento sobre su enfermedad. Sin embargo, esto es simplemente una ilusión. Existe una gran diferencia entre saber algo y ser capaz de cambiar.

Hay otras razones que tienen un argumento más válido: la persona con autismo se ve (o se va a ver en un futuro próximo) involucrada en situaciones no protegidas. Existen muchas probabilidades de que otra gente note los problemas de la persona con autismo, así como su extraño comportamiento. La gente reaccionará y es probable que se presenten problemas. Si la persona con autismo está informada sobre el autismo, puede explicar su comportamiento a las otras personas, puede saber qué situaciones debe evitar y sobre todo, las reacciones del resto de la gente serán más predecibles para ella.

La persona con autismo hace preguntas sobre sí misma, sobre el autismo o sobre el síndrome de Asperger. Es muy importante saber cuál es la verdadera pregunta. Un niño que pregunta por qué tiene que ir a otra escuela diferente a la de sus hermanos ¡no está necesariamente pidiendo una explicación sobre el autismo!

La decisión de explicarle a una persona autista su trastorno puede ser interesante para muchas personas (el propio autista, sus padres, los profesionales). Es bueno saber qué esperan estas personas sobre esto. Solamente se puede comenzar el proceso una vez que se haya consultado de modo intensivo a todas las personas involucradas.

Es difícil especificar a qué edad se le debe empezar a explicar el autismo al niño. No se debe hacer muy temprano, pero claramente no se debe hacer demasiado tarde. En vez de especificar una edad determinada, podemos mencionar algunas indicaciones que ayuden a tomar la decisión de empezar a hablar sobre los trastornos del espectro autista. Es bueno recordar que comenzar el proceso de introducción a la enfermedad no necesariamente implica que la palabra autismo deba ser mencionada desde el principio.

- El niño o adolescente pregunta por propia iniciativa qué significa el autismo y si él lo tiene (cuando ocurre esto, ya es demasiado tarde, porque se deben completar determinados pasos antes de introducir el concepto de autismo).

- La persona con autismo debe afrontar algunos problemas, tales como burlas, problemas de relación, problemas en el colegio, no poder encontrar un trabajo y las soluciones adecuadas para estos problemas requieren un concepto de sí mismo más exacto. Por ejemplo, el enviar a un niño a un colegio especializado en trastornos del espectro autista será mejor aceptado por el niño si él sabe que tiene este trastorno.

- El niño o el adolescente empieza a hacerse preguntas sobre sí mismo, tales como: ¿Por qué a mí nadie me invita a jugar? ¿Por qué no entiendo lo que los demás quieren de mí? ¿Por qué no puedo tener éxito en esto o aquello? ¿Por qué soy tan lento o tan asustadizo?

- Los padres y profesionales quieren suavizar algunas decisiones a tomar en un futuro cercano, tales como no permitir que el joven obtenga su permiso de conducir o se vaya a vivir solo.
Como el autismo es un concepto abstracto y difícil, el explicarlo requiere una edad de desarrollo mínima de cinco a seis anos, ya que la explicación necesita algunas habilidades cognitivas tales como tener memoria para recordar algunas cosas que ocurrieron en el pasado, comprender conceptos abstractos, comprender el proceso de causa y consecuencia, así como la habilidad para reflexionar y hablar sobre uno mismo, sobre la propia mente y el propio cuerpo.

Aunque el niño no llegue a esa edad mental, se puede comenzar con algunos pasos preliminares cuando el niño tenga seis o siete años.

Soy especial: Un método y un cuaderno de trabajo para informar a los niños, adolescentes y adultos sobre su trastorno del Espectro Autista
Enlace fuente
.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son muy importantes. Nos permiten aprender a los demás e incluso pueden ayudarme a actualizar la información de la entrada. Muchas gracias por tu paso por aquí.

 
ir arriba ir abajo