BIENVENIDOS | JULEN | BLOG DE ROBADOS | MAPA

Documental "Maria y yo"

Maite
El 16 de Julio de este año se estrenó en cines el documental resultado de la adaptación del comic de Miguel Gallardo, María y yo. En su ficha técnica podemos leer la sinopsis:

"María vive con su madre, May, en Canarias, a 3000 km de Barcelona, donde vive Miguel Gallardo. A veces, Miguel y María se van juntos de vacaciones a pasar una semana en un resort del Sur de Gran Canaria, un escenario un tanto inhabitual que no suele acoger entre sus huéspedes a un padre solo con una hija de catorce años que padece autismo. Esta es la historia de uno de esos viajes, y sobre todo, un relato original y lleno de humor, ironía y sinceridad sobre cómo se convive con una discapacidad."

Desde entonces esperamos ansiosos estrenos y nuevos destinos donde poder disfrutar de este documental. Podéis ver los comienzos, premios, festivales, ultimas noticias etc. en la página FFDC - María y yo.

Aquí podéis ver el trailer con el que nos sorprendieron.



El cómic de Miguel Gallardo en el que se basa la película se ha convertido en la seña de identidad y herramienta de divulgación para padres, tutores y expertos en autismo. Un ejemplo insólito y feliz de arte que cala en la vida.

El cómic, como ahora también hace la película, exhibe la intimidad de las relaciones entre padre e hija, conmueve y hace reír, y casi sin ruido, explica y reflexiona sobre el autismo. "El arte es un instrumento poderosísimo para comunicar temas dificiles como el autismo. Y María y yo consigue que no salgas del cine diciendo pobrecita", apunta Verónica Pensosi, de la Fundación Orange, especializada en el apoyo del autismo, y coproductora del filme y de un corto ahora en preparación.

"Poco después de la publicación de María y yo, empecé a recibir emails de gente, sobre todo padres de niños autistas. Se veían retratados en lo que contaba y, al tiempo, veían que había sentido del humor, sin restarle sufrimiento", explica Gallardo. "La idea es que salgamos del armario. Si tenemos que hacer cosas, como viajar, con un poco de humor y paciencia se puede. Se trata de dar a los padres esperanza", asume.

Para muchos esta es la clave del éxito del cómic y de la película: su vitalidad. "Fue sorprendente cuando salió porque hablaba desde la sencillez, de la cotidianidad de alguien con autismo y de su entorno. Eso es algo que falta cuando lees sobre este transtorno, falta la vida real, la frescura", apunta Raquel Luengo.

La reacción se repite una y otra vez. Juana María Hernández, profesora especializada en autismo en la Universidad Autónoma de Madrid, salió con "un subidón personal y profesional" de la première de hace dos semanas de María y yo. No había podido verla en el Festival de Málaga, donde el documental fue seleccionado. Y tampoco en el festival de óperas primas REC de Tarragona, donde el filme se hizo con el máximo galardón. "Fue emocionante", dice. "Una de las cosas más interesantes del cómic, y de la película, es que se habla no sólo de las dificultades, sino de cómo superarlas", explica.

Para Hernández, que coordina las políticas de difusión e información sobre el autismo para profesores y padres en Madrid, María y yo ha sido la herramienta básica desde hace años. "Es un emblema para nosotros", dice. "Lo utilizamos mucho en campañas de sensibilización para el profesorado. Es mejor que una charla. Y por supuesto para las familias es un subidón", recalca.
El peligro de abordar en una película la discapacidad es que la zona limítrofe entre emocionar al espectador y provocarle lástima se confunde –por desgracia- con cierta asiduidad. ‘María y yo’, un documental dirigido por Félix Fernández de Castro, no lo traspasa en ningún momento. Sintetizando, la película cuenta la historia de la búsqueda de unos padres por encontrar una forma de comunicarse con su hija, que tiene autismo.

El documental es la adaptación de la novela gráfica del mismo nombre que realizó el protagonista, Miguel Gallardo, Premio Nacional de Cómic 2008. Y combina a la perfección el ritmo pausado, la sinceridad, el humor, el sentimiento –no confundido con el sentimentalismo- y las relaciones afectivas insólitas. Insólitas porque María emplea un lenguaje propio que los padres han de desentrañar poco a poco. Un lenguaje que no utiliza palabras sino dibujos, trazos, nombres.

Aborda todas las vivencias posibles: cómo los padres se convierten en padres, los primeros síntomas de que algo desentona y advierte lo distinto, el diagnóstico, el asociacionismo, la aceptación y, en lo que se centra la mayor parte del largometraje, la relación entre María y sus padres. El resultado es un guión fieramente humano.

El estilo de la película sorprende ya que no está filmada al uso, sino utilizando grafismo, movimiento, ilustración, sonidos de cómic, guiños directos al espectador, técnicas más propia del dibujo animado por momentos que de un documental clásico… y planos en los que la voz de los protagonistas, del narrados, que nos adentra en el viaje, quedan en silencio para realzar el pulso de la música de Pascal Comenade.

Fuentes:
Un revolucionario soplo de aire fresco. Publico.es
Un viaje de 80 minutos a la piel del autismo. Solidaridad Digital.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios son muy importantes. Nos permiten aprender a los demás e incluso pueden ayudarme a actualizar la información de la entrada. Muchas gracias por tu paso por aquí.

 
ir arriba ir abajo